CRITERIOS PARA LA CONSOLIDACIÓN DE ESTADOS FINANCIEROS

Objetivo y alcance del presente criterio

El presente criterio tiene como objetivo fundamental reglamentar el tratamiento contable a utilizar por las empresas integrantes de los grupos financieros, referente a las inversiones permanentes en acciones. En adición a lo anterior, el criterio establece los requisitos que aplicarán dichas empresas en la elaboración de estados financieros consolidados, así como la valuación de las inversiones permanentes por el método de participación.

No se incluye dentro del presente criterio, todas aquellas inversiones que realicen las entidades financieras que no sean consideradas como permanentes.


Definiciones básicas

Afiliadas.

Son aquellas empresas organizadas como sociedades anónimas, que tienen accionistas comunes o administración común significativa.

Sociedad controladora.

Es aquella que controla una o más subsidiarias, y que debe tener carácter de sociedad anónima, con excepción de aquella que ejerza control sobre cooperativas de ahorro y crédito, bancos cooperativos y bancos solidaristas, que podrá ser un organismo de naturaleza cooperativista o solidarista respectivamente y, deberá estar constituida y domiciliada en el territorio nacional.

Control.

Es el poder de decisión sobre las políticas de operación y los activos de otra empresa. El concepto de control se puede entender en un sentido estricto, cuando se tiene la propiedad del 51% o más de las acciones con derecho a voto. Otro caso que puede entenderse como control es cuando aunque no se posea el 51%, pero más del 25% de las acciones, se tenga injerencia decisiva en la administración de la entidad. Tener injerencia decisiva para estos efectos, consiste en nombrar o remover a la mayoría de los miembros del Consejo de Administración u órgano que rija la operación de las entidades, o que esté en condición de controlar la empresa.

Entidad consolidada.- Es aquel grupo de empresas que guardan una relación Controladora–Subsidiaria, pero que se puede encontrar relaciones entre las subsidiarias entre sí.

Estados financieros consolidados.

Son aquellos que presentan la situación financiera, los resultados de operación y los cambios en la situación financiera de una entidad económica integrada por la compañía controladora y sus subsidiarias, como si se tratara de una sola entidad.

Influencia significativa.

Es la capacidad de poder participar en las decisiones sobre las políticas de operación y financieras de la entidad en la que se tiene la inversión.

Para los efectos del párrafo anterior, se considerará que existe influencia significativa cuando una sociedad controladora posea más; del 25% del capital suscrito y pagado, con derecho a voto de la emisora, o cuando no teniendo tal porcentaje, la compañía tenedora pueda nombrar consejeros o participar en el proceso de definición de políticas operativas.

Interés minoritario.

Es la parte de la utilidad o pérdida neta del ejercicio y del capital contable de las subsidiarias consolidadas, que es atribuible a accionistas ajenos a la sociedad controladora.

Inversiones permanentes en acciones.

Son aquellas inversiones en títulos del capital social de otras empresas, con la finalidad de mantenerlas por tiempo indefinido en la sociedad controladora.

Subsidiaria.

- Es aquella entidad que es controlada por otra entidad, que para efecto de este criterio es definida como sociedad controladora.

Estados financieros consolidados

Los estados financieros consolidados surgen de la necesidad de presentar información financiera del conjunto de entidades pertenecientes al sector financiero que integran las entidades económicas llamadas Grupo Financiero.

Es de gran importancia para los usuarios de la información financiera el conocer la relación que guardan una sociedad controladora y sus subsidiarias con terceros. Estos estados financieros se presentan utilizando un concepto de control efectivo y no de control legal.

Para efectos de preparar los estados financieros consolidados, no se incluirán en el procedimiento aquellas subsidiarias en las que se tenga el control de manera temporal.

Los estados financieros consolidados se formularán mediante la suma de los estados financieros individuales de la controladora y todas sus subsidiarias, incorporándose el efecto de todos los asientos de eliminación, los cuales se describen posteriormente, que dan origen a la consolidación.

Para el caso de instituciones financieras, los estados financieros consolidados deben incluir todas las subsidiarias que sean entidades pertenecientes al sector financiero, así como todas aquellas subsidiarias de las controladoras que presten servicios complementarios, como la propiedad o administración de los bienes muebles o inmuebles del grupo y les será aplicable el procedimiento de consolidación, según lo dispuesto en la Norma Internacional de Contabilidad No. 27. El método de valuación adecuado será el de participación, adicionalmente aplicarán los esquemas de revelación que para tales efectos se determinen en el presente criterio.

No se aplican los presentes criterios a las entidades constituidas como las sociedades anónimas constituidas por los bancos públicos y el Instituto Nacional de Seguros, según lo dispuesto en el Artículo 11 del "Reglamento para la Constitución de los Puestos de Bolsa, Sociedades Administradoras de Fondos y Operadoras de Pensiones Complementarias de los Bancos Públicos y del Instituto Nacional de Seguros" promulgado mediante decreto ejecutivo No 27503-H, publicado en Alcance No. 92-A a La Gaceta No. 245 del 17 de diciembre de 1998, que regula el Artículo 55 de la Ley Reguladora del Mercado de Valores 7732.

Los únicos casos en que no se consolidarán las subsidiarias, serán aquellos en que por alguna circunstancia especial, se pierda el control de las mismas, como por ejemplo cuando éstas se declaren insolventes. Por lo anterior, toda(s) aquella(s) compañía(s) del grupo financiero sobre las que no tengan control, no serán susceptibles de consolidación.

Para efectos de consolidar la sociedad controladora y sus subsidiarias, se deben preparar estados financieros a una misma fecha y por un mismo periodo.

Con el objetivo de que los estados financieros consolidados presenten la situación financiera y los resultados de operación como si la entidad fuese un sólo ente económico, las empresas que formen parte del consolidado, deberán aplicar de manera uniforme las normas contables.

La disposición establecida en el párrafo anterior implica que los criterios de valuación y presentación de las diferentes empresas a consolidar deben ser los mismos y deben además apegarse a las normas contables emitidas por el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero, los principios de contabilidad generalmente aceptados y las Normas Internacionales de Contabilidad.

De manera enunciativa, mas no limitativa, esta regla aplica a los siguientes casos:

  1. Al consolidar las cifras de sus afiliadas, las sociedades controladoras deberán valuar el portafolio de instrumentos de inversión de acuerdo con los criterios respectivos emitidos por el órgano supervisor designado por el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero;

  2. Al consolidar las cifras de las entidades financieras filiales del exterior, incluyendo aquéllas ubicadas en plazas extranjeras previamente aceptadas por el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero, la contabilidad de éstas deberá transformarse a una que sea consistente con las Normas Internacionales de Contabilidad, especialmente debe tomarse en cuenta las disposiciones establecidas en el NIC 21 "Efectos de las variaciones en tipos de cambio de moneda extranjera.

Todas las transacciones efectuadas entre las entidades a consolidar deberán eliminarse. Sin pretender realizar una relación exhaustiva de las transacciones que deben eliminarse en la preparación de los estados financieros consolidados, a continuación se comentan las principales eliminaciones:

La inversión en acciones debe ser eliminada contra el valor contable que las acciones de la emisora tenían en la fecha de compra de las acciones. Si existen distintas fechas de compra, la eliminación de la inversión debe efectuarse por etapas, tomando en cuenta el valor contable de las acciones en cada una de las fechas de compra.

También, deben eliminarse todas aquellas operaciones entre la sociedad controladora y sus subsidiarias, así como entre las subsidiarias entre sí, que representen gastos o costos para una entidad e ingresos para otra, como puede ser el caso de rentas pagadas, comisiones pagadas y cobradas, honorarios e intereses cobrados y pagados. Las cuentas de balance que dan origen a los ingresos y egresos a que se refiere este párrafo, también deben eliminarse. Ejemplos de las cuentas de balance son: los préstamos intercompañías, arrendamientos financieros, primas y rentas por devengar y operaciones de recompra.

Al momento de adquirir una subsidiaria, la diferencia entre el valor de compra de las acciones y su valor contable correspondiente, deberá reconocerse en los estados financieros conforme a lo siguiente:

Si la diferencia es positiva, deberá ser reconocida como un crédito mercantil, el cual deberá ser amortizado y reconocerse en resultados. El método de amortización será el de línea recta y se usará como periodo de amortización el tiempo esperado de recuperación de la inversión, sin que esto exceda de veinte años.

Si la diferencia fuera negativa, deberá ser amortizada mediante créditos a los resultados futuros en el plazo que se estime que el negocio adquirido quedará integrado al resto del grupo adquirente y el cual no debe exceder a cinco años.

La utilidad o pérdida obtenida por la venta de acciones de las subsidiarias se reconocerán por resultados en el ejercicio en que se lleve a cabo dicha operación. En caso de que exista un crédito mercantil, parte de esta utilidad se llevará contra dicho crédito.

Para la valuación del interés minoritario se considera el porcentaje de participación en cada una de las subsidiarias. Al momento de eliminar las transacciones intercompañías, estos movimientos se harán por el importe total de la transacción, eliminando las utilidades no realizadas en su totalidad.

Para valuar la utilidad del interés minoritario, se determinará la utilidad neta consolidada, y ésta se asignará en la porción que corresponda a los accionistas minoritarios.

Los estados financieros de las empresas adquiridas se incluirán dentro de los estados consolidados a partir de la fecha de adquisición como compañías subsidiarias.

El tratamiento contable de la compra y venta de subsidiarias también es aplicable a la venta de las acciones a que se refiere este apartado.


Reglas de presentación

Se deberá revelar mediante nota a los estados financieros, el nombre y actividad de las subsidiarias así como la proporción de la inversión de la controladora en dichas subsidiarias.

Las subsidiarias no consolidadas también se deberá presentar listadas, en una nota, indicando su porcentaje de participación. A este respecto aplican dos opciones:

  1. Si la subsidiaria no consolidada es una entidad financiera, se deberá revelar la causa por la que no se incluyó en el estado financiero consolidado;

  2. Si la subsidiaria no consolidada no es una entidad financiera, se deberán revelar además los principales saldos y transacciones intercompañías con éstas, así como el valor de su activo, pasivo y capital.

En su caso se deberá indicar si a la fecha de la consolidación, alguno de los estados financieros no corresponde a la misma fecha de cierre.

En adición a lo anterior, se deberá revelar la lista de las compañías donde se tiene influencia significativa, indicando nombre y porcentaje de participación.

El crédito mercantil deberá presentarse por separado como el último renglón del activo. Además, deberán revelarse las tasas de amortización aplicables al mismo.

El interés minoritario se presentará en el balance general consolidado separado de los pasivos y del capital contable consolidado. Asimismo, en el estado de resultados, la utilidad neta consolidada se deberá distribuir entre aquella que corresponde a los accionistas mayoritarios y la de los minoritarios.

Las pérdidas aplicables a los intereses minoritarios en una subsidiaria consolidada pueden exceder al interés minoritario en el capital contable de la subsidiaria. El exceso y cualesquier pérdidas adicionales posteriores aplicables al interés minoritario se cargan contra el interés mayoritario excepto hasta el límite en que el interés minoritario haya asumido la obligación de, y tenga capacidad para, restituir las pérdidas. Si posteriormente la subsidiaria reporta ganancias, éstas se acreditan totalmente al interés mayoritario hasta que la participación en las pérdidas del interés minoritario, previamente absorbida por el interés mayoritario, se haya recuperado.

Si una subsidiaria tiene en circulación acciones preferentes acumulativas, cuya tenencia esté fuera del grupo, la tenedora calcula su participación en las ganancias o pérdidas después de ajustar éstas por los dividendos preferentes de la subsidiaria, independientemente de que se hayan declarado o no dividendos.

Cuando se presenten estados financieros individuales de la sociedad controladora, se debe indicar tal situación y las inversiones en las subsidiarias deberán valuarse por el método de participación.

En el anexo 1 se presenta un catalogo de cuentas, con una estructura mínima, mas no limitada, de manera que permita su aplicación en las empresas que conforman el grupo financiero y que no sean supervisadas, de manera que se facilite la labor de consolidación con respecto a las entidades financieras que están sujetas a un plan de cuentas, emitido por la superintendencia correspondiente.


Inversiones Permanentes en Asociadas

Reglas de valuación

Las inversiones permanentes en compañías asociadas deberán valuarse por el método de participación, el cual consiste en lo siguiente:

  1. Se valuará la inversión en acciones al costo de adquisición, el cual se dividirá en dos componentes: valor contable de las acciones y el diferencial entre el costo de adquisición y dicho valor contable, el cual puede representar una plusvalía o una minusvalía;

  2. Posterior a la adquisición, se adicionará (restará) la parte proporcional de las utilidades (pérdidas) y de los efectos de la actualización y otros rubros del capital contable de la asociada en la que se tiene la inversión;

  3. Si la diferencia entre los conceptos mencionados en los incisos a) y b) es positiva, representa una plusvalía que se amortizará de acuerdo con los criterios definidos para el crédito mercantil en la consolidación.

Reglas de presentación

El monto del concepto de inversión en acciones valuadas a método de participación, se deberá presentar en los estados financieros en un rubro por separado.

Se deberán revelar mediante nota a los estados financieros, los nombres de las empresas en las que se utilizó el método de participación como criterio de valuación. Asimismo, se deberá revelar en la misma nota el importe de las utilidades y otras cuentas de capital reconocidas bajo los criterios del método de participación.

Por el premio pagado en este tipo de inversiones se deberán revelar las características de amortización del mismo, tales como plazo y método.

Se deberá revelar el giro de las principales afiliadas no financieras. En caso de que de acuerdo con algún requisito legal, la inversión deba mantenerse por un plazo establecido, esta situación deberá revelarse en la misma nota.


Otras Inversiones Permanentes

Reglas de valuación

Las inversiones en acciones de entidades en las que no se tenga el control o influencia significativa, se valuarán a costo.

En caso de que exista evidencia suficiente de que el valor de realización es menor al costo, se deberá castigar el valor de la inversión por el diferencial. Un caso en el que lo anterior sería aplicable, es cuando la compañía en la que se tiene la inversión se declare en quiebra técnica.

Los dividendos provenientes de estas inversiones se registran en resultados conforme se perciban.

Reglas de presentación

Las instituciones que tengan este tipo de inversiones, revelarán el monto de éstas por separado en los estados financieros.